Empresa especializada en restauración de arte y patrimonio

conservación de arte

Criterios y conceptos de restauración . 2ª parte

Posted by on Ene 27, 2012 in arte, citerios conservacion y restauracion, conservación de arte, obras de arte, pintura, restauración, teoria de restauración | 1 comment

Criterios y conceptos de restauración . 2ª parte

Durante el Barroco se discutieron y polemizaron los principios y las doctrinas del arte. Centro de estas discusiones fue la Academia de París, fundada en 1.648. Desde el confusionismo ideológico y los importantes avances tecnológicos en materia de restauración aparece por primera vez la crítica de sus técnicas y los criterios a adoptar. El restaurador barroco practicaba el secreto de taller y el oscurantismo. En las restauraciones se pretende devolver la obra a su aspecto original sin que se noten las intervenciones. Una de las revoluciones técnicas fue el traslado de pinturas de un soporte a otro (Picault).             La actitud de la época Neoclásica es un tanto polémica. Winckelman, como Superintendente de todas las Antigüedades de Roma, y en el ejercicio de su cargo visitó las recién desenterradas ciudades de Pompeya y Herculano. Critica severamente las restauraciones efectuadas, más por su inexactitud que por tener añadidos. Las posiciones críticas de los estudiosos de la restauración constituyeron en todos sus aspectos un tema de discusión, y como consecuencia se estableció un riguroso control científico e investigaciones en torno a las causas de alteración de los materiales constitutivos de las obras de arte.             Por estas fechas aparece el primer tratado que conocemos sobre restauración, obra de Poleró y Toledo. Ya se discutía por entonces sobre la conveniencia o no de reintegrar las lagunas y si debían de ser discernibles. La tendencia general era que no fuesen discernibles. Tras una limpieza abrasiva, se cubrían los cuadros con nuevas pátinas.             Durante el Romanticismo surgen las figuras de Violet-le Duc (que, como comentaba antes, preconizaba la reconstrucción total de los monumentos hasta su concepción original), y la figura de John Ruskin, terórico y crítico londinense que defendía la mínima intervención: nada debía ser restaurado, sino conservado en su estado ruinoso.             El concepto de restauración de obras de arte se desarrolla cuando la Física y la Química permiten el conocimiento de los materiales constitutivos y las causas de deterioro, punto de origen de los criterios científicos que se aplican hoy a la restauración.             Ante la diversidad de criterios no unificados en cuando a limpiezas, reconstrucciones, pátinas, etc, surge la figura del teórico Césare Brandi. Elabora unos principios básicos que analizan los bienes culturales desde el punto de vista material, estético, histórico y funcional. Teniendo como base estas premisas, se debe tender al restablecimiento de la unidad potencial de la obra sin caer en hacer un falso artístico o histórico, y sin borrar ninguna traza del paso del tiempo y de la historia. En resumen, los principios o normas que derivan de todo lo anterior son:             -Impera ante todo la conservación.             -No se debe emplear para la restauración los mismos materiales que los de la obra, pues la materia no será la misma ni química ni históricamente, constituyendo un falso histórico y estético.             -Mantenimiento de la obra “in situ”, en general, salvo cuando lo requiera su conservación y su integridad.             -Las integraciones y reintegraciones deben ser fácilmente...

Read More

Criterios y conceptos de restauración.1ª parte

Posted by on Ene 26, 2012 in conservación de arte, criterios conservacion y restauracion, restauración, restauracion de obras de arte madrid, restauradores de arte | 0 comments

Criterios y conceptos de restauración.1ª parte

Cualquier obra material, cualquiera que sea su valor artístico, histórico, o documental, es susceptible de degradación material debido a factores naturales o artificiales. En cuanto a las primeras podemos citar cambios de humedad y temperatura, movimientos sísmicos, etc. En cuanto a las causas artificiales son eminentemente humanas: vandalismo, guerras, contaminación, negligencia, etc.             Para la conservación de los bienes culturales, además de cuidado y respeto personal de cada ciudadano, es necesaria la intervención de personal cualificado. Esta labor es responsabilidad del conservador-restaurador.             Es conveniente conocer el significado y empleo de los términos conservación y restauración de obras de arte. Cualquiera entiende de una manera simplista lo que es restauración: frecuentemente, reconstruir. Quizá porque en el S. XIX Violet-le-Duc, (arquitecto y restaurador francés que colaboró durante once años en la restauración de Nôtre-Dame de París), llevó la definición de restauración hasta sus últimas consecuencias. Restaurar es “restablecer la obra de arte a un estado completo, aunque esta situación no existiera nunca”.             Hasta el S. XIX no hay discusión entre ambos conceptos. Es ya en el S. XX cuando, partiendo de bases científicas y criterios modernos se empieza a dar importancia a la filosofía de la conservación. La palabra conservación o preservación se va abriendo camino a partir de 1.930, en la Conferencia Internacional para la Conservación de Obras de Arte de Roma, con la ponencia de Paul Coremans en la que da las siguientes definiciones:”Conservación es un tratamiento limitado sobre una obra orientado hacia el mantenimiento de la integridad que está paralizando o neutralizando las causas que motivan su destrucción. Genera la materia alterada, remedia las alteraciones naturales que haya sufrido, para lograr una estabilización”. (Lo que hace la conservación es frenar las causas de degradación).             Restauración: parte de la anterior y añade a la obra otras materias; sustituye las que están degradadas, para tender a la reconstrucción más o menos completa de la obra de arte desde el punto de vista estético. Para Umberto Baldini, director del Instituto Florentino de Restauración, a quien se debe entre otros trabajos el salvamento del crucifijo de Cimabue tras la inundación que asoló Florencia en 1.966:             “Restaurar es una operación técnica que tiene por objeto prolongar la vida de la obra controlando el proceso de degradación debido al envejecimiento de su materia”.             Marijnissen, en su obra “Degradación, Conservación y Restauración de la Obra de Arte”, dice que la conservación se abstiene de todo añadido, y se ocupa de los aspectos técnicos, mientras que la restauración es la inserción de uno o varios añadidos reconocibles o no, que tienden a completar la obra de arte, a diferencia de la teoría de Césare Brandi, que a lo largo de veinte años dirigió el Instituto Central del Restauro de Roma y Catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Palermo, en su “Teoría de la Restauración”, siguiendo un meticuloso análisis filosófico y científico sobre la restauración establece dos principios axiomáticos (axioma=verdad demostrada por sí misma). El primero determina que se...

Read More