Empresa especializada en restauración de arte y patrimonio

¿Por qué restaurar?

 

La restauración aporta valor a la obra.

-Frena las causas de deterioro y estabiliza los materiales constituyentes, preservando su valor estético, histórico y económico.

-Permite que nuestros hijos y herederos sigan disfrutando de ella. Muchas veces el valor no es material, sino sentimental, y forma parte de la identidad de una familia o comunidad.

-Una buena restauración permite que la obra se pueda ver mejor, devolviéndole esplendor y frescura a su colorido original. En muchas ocasiones los barnices oscurecidos y repintes impiden ver las cualidades reales de la obra.

-Oculta tras una densa capa de suciedad puede aparecer la firma del autor, y contribuir a la revalorización de la obra en el mercado del arte. Otro aspecto que se ha dado con bastante frecuencia es la presencia de repintes bajo los cuales aparece una gran obra. El famoso caso del Ecce Homo de Borja es el ejemplo más común de cómo un repinte puede desvirtuar una obra de arte.

-La restauración del Patrimonio Histórico-artístico contribuye al desarrollo sostenible de una comunicad, por contribuir a la conservación de los valores culturales y naturales con la dinamización económica de los medios urbano y rural.

 

Nuestro criterio: Menos es más

 

Se considera básico limitar toda intervención al mínimo indispensable, que ésta sea reconocible, y que a la vez no distorsione la lectura correcta de la obra, respetando el carácter del original. Los materiales empleados en la restauración son siempre reversibles, compatibles con los materiales originales, asegurando la estabilidad en el futuro.